Manifiesto contra el consumo de bebidas alcohólicas por menores. Madrid, 29 de septiembre de 2011

Interessant acord d’un ample ventall d’associacions i entitats que han plasmat la seua adhesió al manifest contra el consum d’alcohol en menors. ACICOM també ha estat present mitjançant AUC, amb els que mantenim una estreta col·laboració arreplegada en conveni signat a l’efecte

http://www.pnsd.mspsi.es/novedades/pdf/Manifiesto.pdf

La ministra Leire Pajín preside la firma de un gran acuerdo social para  lograr ‘el consumo cero’ de alcohol entre los menores de edad

  • Valora la alta adhesión al ‘Manifiesto contra el consumo de bebidas alcohólicas por menores’
  • Asociaciones de padres y madres,  jóvenes, educadores, ONGs, sociedades científicas, productores de bebidas alcohólicas, cerveceros, distribuidores, hosteleros, y medios de comunicación entre los firmantes de este Manifiesto
  • El Manifiesto persigue diez grandes objetivos, entre ellos la implicación de los medios de comunicación en la reducción del consumo de alcohol entre menores, la autorregulación de los sectores implicados  y el fomento de hábitos saludables
  • 6 de cada 10 estudiantes de entre 14 y 18 años han bebido alcohol alguna vez en los últimos 30 días. La edad de inicio se sitúa en los 13,7 años
  • La ministra alerta sobre el consumo intensivo: el 35,6% de los escolares entre 14 y 18 años se ha emborrachado alguna vez en los últimos 30 días, según la Encuesta Escolar sobre Drogas 2010-2011 que se presentará en breve
  • Las más de 30 entidades que han suscrito este acuerdo se comprometen a crear una plataforma que aglutine a todos los agentes sociales implicados
29 de septiembre de 2011. La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, ha presidido esta mañana la firma del ‘Acuerdo Nacional contra el consumo de bebidas alcohólicas por parte de los menores, que persigue involucrar a toda la sociedad en la prevención del consumo de alcohol entre los adolescentes. La ministra ha estado acompañada por la secretaria General de Política Social, Isabel Martínez; la delegada del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Nuria Espí; la presidenta hasta ahora de la Comisión Mixta Congreso-Senado para el Estudio del Problema de las Drogas, Carmen Granado, y algunos de los portavoces de los distintos grupos parlamentarios en esta Comisión, entre ellos, Gloria Pérez Santamaría (PSOE), Ángel Pintado (PP) y Maite Arqués ( Entesa). El resto de grupos disculpó su asistencia por motivos de agenda, pero sus representantes mostraron su adhesión al manifiesto.
En este acto, representantes de distintos sectores sociales, educativos y empresariales han firmado un Manifiesto en el se comprometen a trabajar, codo con codo en el ámbito nacional, para lograr ‘el consumo cero de alcohol entre los menores de edad’. Para ello, constituirán una plataforma de trabajo con participación de todos los agentes implicados.
Este acuerdo responde al requerimiento de la Comisión Mixta Congreso-Senado para el Estudio del Problema de las Drogas. A él se han sumado ya más de 30 instituciones, entre las que se encuentran: ONGs (Cruz Roja, FAD, Proyecto Hombre, PODA, Fundación Alcohol y Sociedad, Atenea, RIOD), empresarios del sector (FEBE, Cerveceros de España,  AESI, FEDEJEREZ), Federación Española de Hostelería, Asociación de Grandes Empresas de Distribución (ANGED), sindicatos (CC.OO. y UGT), asociaciones de padres y madres (CEAPA y CONCAPA), Federación de Alcohólicos Rehabilitados de España, Consejo de la Juventud de España, Consejo General de Colegios de Educadores Sociales, Asociación Española de Pediatría en Atención Primaria, asociaciones de consumidores y amas de casa (OCU, UCE, FACUA y UNAE), asociaciones de medios de comunicación (AEDE, UTECA, AEACP, AUC, ARI), Federación Española de Seguridad Vial. A ellos se suman los representantes de los distintos grupos parlamentarios de la Comisión Mixta Congreso-Senado.
Leire Pajín, en su intervención, ha destacado la preocupación social generada por el consumo de alcohol entre los menores y la necesidad de que todos los sectores sociales se impliquen para evitarlo. “El consumo de alcohol por los menores tiene efectos negativos en el rendimiento escolar y, consecuentemente, en su evolución y formación mental y social”, ha subrayado la ministra.
Según los datos de la Encuesta escolar sobre drogas (ESTUDES) 2010-2011, que se presentará en breve, el consumo de bebidas alcohólicas en este sector de la población permanece estable, pero aún así el 63,3% de los estudiantes de entre 14 y 18 años consumieron bebidas alcohólicas en el último mes.

La edad de inicio del consumo de alcohol se sitúa en los 13,7 años. Este consumo está estrechamente relacionado con los momentos y espacios de ocio, se realiza en lugares públicos, sobre todo los fines de semana, y con escaso control familiar.

MAYOR INTENSIDAD EN LOS CONSUMOS

La ministra también ha mostrado su preocupación por los nuevos patrones de consumo, con mayor prevalencias de borracheras y atracones de alcohol o binge drinking. Como ha adelantado Pajín, los datos de esta encuesta 2010-2011 revelan que el  58,8% de los estudiantes de 14-18 años ha admitido haberse emborrachado alguna vez en la vida, el 52,9% lo ha hecho en los últimos 12 meses y el 35,6% en los últimos 30 días. En las mujeres, la prevalencia de borracheras es ligeramente mayor que en los hombres.

En su intervención, la ministra ha destacado asimismo la importancia de este Acuerdo, porque demuestra una decidida voluntad de todos los agentes sociales por implicarse en la lucha contra el consumo de alcohol en menores: “De esta forma, esperamos que la sociedad sea más consciente, más activa y más eficaz en la difusión de mensajes preventivos acerca del consumo de alcohol por parte de los y las menores de edad”, ha señalado la ministra.

Pajín también ha apostado por intensificar las medidas de sensibilización social, ‘que constituyen la primera herramienta de prevención’.
DECÁLOGO DE OBJETIVOS
El Manifiesto y la plataforma que se va a constituir persiguen los siguientes objetivos:
1.      Evitar toda comunicación, información, publicidad o promoción comercial que relacione el consumo de bebidas alcohólicas con el éxito social o sexual, con la mejora del rendimiento físico o que induzca al consumo de alcohol por parte de los menores de edad, u ofrezca una imagen negativa de la abstinencia o de la sobriedad. También se evitará toda publicidad o información que subraye como cualidad positiva de una bebida su alto contenido alcohólico.
2.      Involucrar y responsabilizar a los medios de comunicación, las redes sociales y sobre todo, a los medios televisivos, en la información sobre los perjuicios del consumo de alcohol por parte de los menores de edad. También deberán establecer medidas de control para evitar que los espacios televisivos dirigidos a menores incluyan publicidad sobre bebidas alcohólicas.
3.            Dotar de recursos a las familias y a los entornos sociales del menor para incrementar la percepción del riesgo asociado al consumo de alcohol en estas etapas.
4. Estimular la autorregulación en esta materia entre los productores, los distribuidores y los expendedores de bebidas alcohólicas.
5.            Desarrollar campañas públicas de educación y prevención enfocadas a evitar el consumo de alcohol por menores de edad, detectando los factores de riesgo y potenciado los factores de protección.
6.      Educar en hábitos de salud e informar adecuadamente, desde todos los sectores, con especial incidencia por parte de las administraciones públicas sanitarias y educativas, y desde edades muy tempranas, sobre las consecuencias derivadas del consumo de alcohol en menores.
7. Diseñar junto a educadores y agentes sociales programas de prevención del consumo de alcohol en menores en el ámbito escolar.
8.      Fomentar hábitos de vida saludables y la práctica del deporte, así como actividades creativas y artísticas. Impulsar y dar a conocer la oferta pública de actividades de ocio para menores (principalmente deportivas y culturales), alternativas al consumo de alcohol en este colectivo.
9. Cooperar entre todos los agentes implicados para promover la responsabilidad y prevenir las prácticas ilícitas de venta de alcohol a menores.
10. Diseñar estrategias y planes de trabajo con el objetivo de establecer el consumo cero de alcohol entre menores de edad.
La adhesión a este gran ‘pacto social’ forma parte del Plan para prevenir el consumo de alcohol entre menores, que incorpora entre otras medidas, una campaña informativa sobre los efectos del consumo de alcohol en edades tempranas.

El Plan también otorga prioridad a los programas encaminados a prevenir el consumo de alcohol entre los menores, de cara a la concesión de subvenciones tanto a las Comunidades Autónomas, Ayuntamientos y ONGs.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *


*