Pluralismo del bueno en RTVV: Guillermo López en Valencia Plaza

Interessant article i be documentat del Professor i col·laborador Guillermo López aparegut en Valencia Plaza 

http://www.valenciaplaza.com/ver/31903/Pluralismo-del-bueno-en-RTVV.html

GUILLERMO LÓPEZ GARCÍA (*). Hoy “Existe la sensación de que, aquí como en otros aspectos del “aterrizaje” de Fabra al frente de la Generalitat, algunas de las decisiones que se están adoptando le son ajenas al actual president, y provienen más bien del equipo nombrado por su antecesor…”

VALENCIA. En un artículo anterior, comentábamos algunos de los serios problemas que aquejan a RTVV, y las contradictorias medidas que se estaban desarrollando para, teóricamente, atajarlos. Por un lado, la asunción tácita, por parte del nuevo president de la Generalitat, Alberto Fabra, de la acusada parcialidad informativa que actualmente muestra RTVV, parece indicar un propósito de enmienda, en el que se enmarcaría el nombramiento de Santiago Hernández Vayá como director del informativo de mediodía de Canal 9. Por otro lado, la contratación como director adjunto de RTVV de Fernando Quintela, hasta ahora director de Organización de Intereconomía TV, parece marchar en dirección radicalmente contraria.

Dicha contratación, que, a la luz de las informaciones que ha venido publicando 20 Minutos y de los datos de los que yo mismo dispongo, se confirmará esta misma semana, tendría por objeto centralizar la gestión periodística de RTVV en las manos de Quintela, con el objetivo de aumentar la audiencia y perfilar el brutal ERE (de más del 50% de la plantilla, mil personas, de un total de 1.800) que se ejecutaría en unos meses, mientras que los aspectos económicos de la gestión de la televisión pública serían asumidos por el actual director de RTVV, Luis Redondo (un periodista al que no se le conoce ningún tipo de formación al respecto).

Sorprende, y mucho, este nombramiento. Quintela es un periodista de perfil fuertemente ideologizado, como puede colegirse de sus productos y de su trayectoria, primero en El Mundo TV y después en Intereconomía. En una entrevista que le realizaron hace algunos meses en Periodista Digital, al preguntarle por la mala imagen de Intereconomía entre buena parte de la población española, contestaba lo siguiente: “Intereconomía es de derechas, y aquí no hay ningún complejo. El complejo viene por quien rechaza este posicionamiento tan claro. La izquierda puede posicionarse como quiera, pero cada vez que la derecha abre la boca y da un titular parece que ha hablado un demonio”.

Cuesta entender cómo puede partirse de la “derecha sin complejos” para liderar el viraje de Televisió Valenciana hacia alguna forma de pluralismo. A menos, naturalmente, que por “pluralismo” entendamos dar más cabida en RTVV a posiciones de extrema derecha, además de a la derecha que ya campa a sus anchas. Pluralismo, en suma, bien entendido: el PP y a la derecha del PP. En ese tipo de menú, suponiendo que RTVV ofrezca productos similares a los que ofrece Intereconomía, programas como el DBT Canal 9 pasarían a ser incluso moderados.

Rubalcaba y los GAL, en Canal 9

Sobre todo, si se confirman decisiones, atribuidas al propio Quintela incluso antes de formalizar su vinculación con la televisión pública valenciana, como la que se está comentando en RTVV: Canal 9 habría contratado la elaboración de varios reportajes con un antiguo periodista de El Mundo TV, Alfredo Pérez de Albéniz, muy relacionado con el propio Quintela. Pérez de Albéniz ya realizó en el pasado varios programas para la cadena (Tant de gust, de cocina, o Mira allí, de humor con cámara oculta). También fue director del documental “GAL, la guerra sucia contra ETA” (en el que incluso llegó a actuar como actor secundario, en calidad de guardia fronterizo) y subdirector del controvertido “11M. Historia de un atentado”, emitidos ambos en Telemadrid (y también en Canal 9 el referido al 11M).

Ambos documentales desplegaban las hipótesis del diario El Mundo al respecto de las cuestiones que se trataban: en el primer caso, en cuanto a la cúpula de los GAL y su vinculación con el Gobierno de Felipe González; y en el segundo, en cuanto a las supuestas dudas en la autoría de los atentados del 11M, ampliamente difundidas por el diario El Mundo en lo que se acabó conociendo como “la teoría de la conspiración”.

Lo llamativo del asunto es que los reportajes contratados con Canal 9 versarían sobre cuestiones en principio poco ligadas con la actualidad informativa valenciana, como la figura de Alfredo Pérez Rubalcaba o la trama de los GAL (de nuevo). Un planteamiento que acercaría mucho más Canal 9 a una visión de la actualidad informativa propia de las cadenas del “TDT Party” (Intereconomía, Veo7, Libertad Digital TV).

Con este tipo de medidas, la distancia entre lo que Fabra dice que quiere hacer con RTVV, y lo que muestran sus nombramientos, es tan grande que resulta inabarcable. Y no sólo por la contradicción entre una situación económica límite y la alegre contratación de personal y contenidos claramente ajenos a las funciones y características de la televisión pública autonómica. Sino, sobre todo, por la enmienda casi total que supone a los mencionados propósitos de cambio formulados por Fabra.

Precisamente por eso, da la sensación de que, aquí como en otros aspectos del “aterrizaje” de Fabra al frente de la Generalitat, algunas de las decisiones que se están adoptando le son ajenas al actual president, y provienen más bien del equipo nombrado por su antecesor. En concreto, el nombramiento de Quintela parece imputable directamente al director general de RTVV, José López Jaraba, con quien le uniría una amistad personal.

Razones del hundimiento de las audiencias

Por último, y en cuanto a los problemas de audiencia que motivarían también estos cambios, ciertamente la audiencia se ha hundido en verano, incluso más de lo que ya lo estaba (por dejajo del 5%). La audiencia huye por varios motivos, entre los cuales podemos citar los cambios en el hábito de consumo televisivo de la población (la cual, en especial los segmentos de menor edad, tienden a descargarse directamente los contenidos de Internet, en lugar de verlos en la TV), así como el aumento de la oferta, muy acusado en los últimos años merced al desarrollo de la TDT.

Pero también hay dos factores directamente imputables a RTVV: por una parte, la gigantesca pérdida de credibilidad que han sufrido sus informativos, sectarios y partidistas incluso para un país como España, cuyos medios de comunicación tienden a estar fuertemente polarizados. Mucha gente ha dejado de ver los informativos de RTVV, pero, con el paso del tiempo, esto ha supuesto a su vez una pérdida de espectadores que, sencillamente, nunca ven Televisió Valenciana. Ni los informativos, ni los demás productos.

Por otra parte, la audiencia también se ha hundido por la carencia de productos audiovisuales de calidad. En verano se ha emitido contenido enlatado; en ocasiones muy antiguo y/o de muy baja calidad; en otras, reemitido en abundantes ocasiones, y en horarios a menudo poco apropiados. Una vez han vuelto a emitirse contenidos novedosos, la audiencia ha repuntado.

Por ejemplo, y sin ir más lejos, el pasado domingo Trau la Llengua, que volvía para una segunda temporada, obtenía un meritorio 9,6% de share, muy por encima del informativo Notícies 9 (4,5%) que se había emitido justo antes. Y, por supuesto, muy por encima de programas como el DBT Canal 9 y sus audiencias del 1% o incluso el 0%. Parece obvio que estas cifras avalan el interés del público por ver contenidos asociados con la realidad social y cultural de la Comunidad Valenciana, que es además el principal motivo de que exista RTVV. En cualquier caso, sin duda los acogerán con mayor interés que si se les ofrece la enésima tertulia o reportaje sectario; para eso, por desgracia, la oferta es mucho mayor.
___________________________________________________
Guillermo Lopez es profesor titular de Periodismo en la Universitat de València

  1. Manuel Márquez Lucena
    | Respon

    ¡¡Menos mal que estamos en la Sociedad de la Información!!Alberto Fabra ha sido alcalde de Castelló hasta que el “dedo de la Fortuna” le eligió en julio pasado como President de la Generalitat. ¿Qué sabemos de Fabra?
    Castelló está a poco menos de 70 kms de Valencia “Cap i Casal”. Hay miles de medios para informarse pero insisto ¿Qué se sabe de Fabra? Veamos.
    Por lo pronto, aunque lo disimula muy bien, le teme a don Carlos Fabra más que a una vara verde. No en balde “también” es su Padrino. Sí, el mismo Padrone Fabra lo dijo: “Cuando sentado en mi chalet de Playetes oigo Fabra, por aquí, Fabra por allá me da una risa”. No vea la que nos da a los ciudadanos de que lo haga cómodamente desde su chalet y mirando al mar, y no desde Picassent, por ejemplo ¡y no sería más que Justicia, esa que tan reacios son a aplicar a las “buenas” gentes del PP los jueces de aquí y de acullá!
    Pero no pierdo el hilo. Fabra será “recordado” en Castelló por, al menos, un par o tres de hitos. A saber. Se ha estado oponiendo, con todo lujo de artimañas dilatorias y a veces a cual más disparatada, a la solución que Fomento hace tres o cuatro años quiere dar a la N-340 a su paso entre Orpesa, Benicàssim i Castelló. ¡Cony ahora resulta que Fabra es el gran adalid del Corredor del Mediterráneo! ¿O ese es Camps?
    Sepamos: Fabra tiene un “asuntillo” pendiente en el Supremo por las expropiaciones de una zona de Castelló, que llaman “Els Mestrets”. Es un asunto parecido o más o menos a lo de la ZAL de Zaplana en Natzaret. O sea, expropiar las viviendas de un grupo de vecinos ¡por la cara amparándose en el Poder! para hacer una de esas “Macrociudades” que tanto gustan al PP patrio y que suelen ser costosísimas en tiempo y dinero. Eso sí, casi siempre, con “sobre” costes astronómicos a cuenta del Erario Público.
    Y tercer, y más llamativo hito del alcalde Fabra. Si hay un pulmón y Parque que quieran y valoren los castellonenses, ese es el de Ribalta. Pues bien, los dignos representantes de la Corporación Municipal en manos del PP se “empeñaron” en que el TRAM, una marcianada de tranvia que fueron a buscar a no sé qué país de Europa ¡gastos pagados de casi toda la Corporación, of course! Pues bien ese TRAM ¡¡tenía que pasar “NECESARIAMENTE” justo por el medio del adorado PARQUE DE RIBALTA, por cierto declarado en su día BIC (Bien de Interés Cultural.) Pues bien, esos son algunos de los hitos. Y un último “detallito” de la brillante gestión y la de la Corporación que presidía Fabra. El interventor Municipal ha denunciado que el Ayuntamiento de Castelló ha aumentado, su ya abultado déficit municipal, en 2010 en más de 21 MILLONES DE EUROS ¿Que tal? ¿A quien engaña Alberto Fabra, con su trato afable, sus ajustadas palabras y sus delicados modos? ¡¡Que “mala” es la información; y peores quienes la manejan y conocen!!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *


*